Navigation Menu+

QUÉ ES LA VIDA

Posted on 30/11/2019 by

La vida

Vida, del latín vita, del griego bios, es la cualidad de los seres que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Animales, plantas, humanos y bacterias. Los virus están en la frontera, no se consideran completamente como seres vivos al no reproducirse por sí mismos.

“la vida es una equivocación. No debería estar ahí. De acuerdo con las ecuaciones químicas naturalesCara a cara con la vida nunca debería existir, y el motivo por el cual no debería existir es que es muy compleja. Se necesita mucha energía y muy estructurada, es decir de baja entropía, para realizar algo como eso.” Kenneth Nealson – Investigador y creador del proyecto de la Nasa, Jet Propulsion Laboratory (JPL), que desarrolla métodos para detectar señales de vida en ambientes extremos, tanto en la tierra como fuera de ella. Cara a cara con la vida, la mente y el universo. Conversaciones con los grandes científicos de nuestro tiempo de Eduardo Punset. Booket-Divulgación.

La termodinámica estudia las leyes de transformación de la energía y el cómo ésta puede convertirse en trabajo, en movimiento, a nivel macroscópico.

Anuncios


La primera ley de la termodinámica dice que «la energía no se crea ni se destruye: solo se transforma».

La segunda ley dice que la entropía describe lo irreversible de los sistemas termodinámicos. Esta ley marca la dirección en la que se llevan a cabo los procesos termodinámicos y la imposibilidad de que ocurran en el sentido contrario. Por ejemplo, si un vaso de cristal cae al suelo se romperá en pedazos, pero no es posible lanzar los trozos de cristal y que reconstruyan el vaso. Tenemos otro ejemplo de entropía en los procesos de erosión en la superficie terrestre.

La entropía es el desorden de un sistema y establece, en algunos casos, la imposibilidad de convertir completamente toda la energía de un tipo en otro sin pérdidas.

Fue Rudolf Clausius, en el siglo XIX, el que utilizó la palabra entropía, que viene del griego y significa: giro, vuelta, transformación, confusión derivada de un movimiento de giro…

Según la entropía, el calor de un sistema tiende a repartirse hasta igualar la temperatura de todo el sistema con una pérdida de energía y trabajo en el proceso. Aunque la energía se conserva (no se crea ni se destruye) el calor empleado se degrada y se pierde.

Los sistemas tienden al equilibrio térmico y a la degradación, lo que supone muerte térmica. Este proceso es además irreversible, siendo causante de orden o de desorden según los sistemas de que estemos hablando. Es la flecha del tiempo entrópica.

Por ejemplo, al poner en contacto un objeto frío con otro caliente ambos evolucionan hasta que sus temperaturas se igualan.

El tercer principio de la termodinámica, o tercera ley de la termodinámica, afirma que no se puede alcanzar el cero absoluto en un número finito de etapas. «Ningún sistema puede alcanzar una temperatura de cero grados absolutos.» Walther Nernst.

La temperatura es la energía cinética de una serie de partículas en movimiento. En el cero absoluto (-273,15 grados centígrados) las partículas se detienen por completo.

Según las leyes de la termodinámica, la energía fluye irremediablemente de lo caliente a lo frío, por lo que algún día el universo en expansión se enfriará tanto que ya no habrá reacciones físicas, será la muerte térmica…

Pero los sistemas vivos logran alcanzar un grado de equilibrio, de neguentropía o entropía negativa, que es la entropía que un sistema vivo exporta para mantener su entropía baja y de esta forma compensar el proceso de degradación a lo largo del tiempo.

El concepto entropía negativa fue introducido por Erwin Schrödinger en su libro ¿Qué es la vida? en 1943.

“Un organismo vivo evita la rápida degradación al estado inerte de “equilibrio”, y precisamente por ello se nos antoja tan enigmático; tanto es así que, desde los tiempos más remotos del pensamiento humano, se decía que una fuerza especial, no física o sobrenatural (vis viva, entelequia), operaba en el organismo, y algunas personas todavía piensan así. ¿Cómo evita la degradación el organismo vivo? La contestación obvia es: comiendo, bebiendo, respirando, fotosintetizando, etc. El término técnico que engloba todo eso es metabolismo. La palabra griega de la que deriva (μεταβαλλειυ) significa cambio o intercambio.”

Schrödinger apuntó la idea de que los seres orgánicos se desarrollan aumentando su complejidad de forma que pueden aprovechar los excedentes de energía del medio y devolver sus propios excedentes, que son aprovechados por otros seres vivos.

Las plantas, por ejemplo, utilizan excedentes de energía del medio, como la energía solar. Una vez realizados sus procesos aportan la energía sobrante al entorno (el oxígeno producido) que es aprovechada por otros seres vivos. Es la fotosíntesis, en la que gracias a la luz del sol transforman los compuestos inorgánicos que absorben a través de las raíces en compuestos orgánicos.

Los seres vivos son sistemas abiertos, que disminuyen su entropía al exportarla al entorno. Y son sistemas ordenados, que toman energía del entorno, oxigeno, nutrientes… y expulsan CO2, calor y sustancias de desecho (entropía), que a su vez sirven como energía a otros sistemas.

Mientras los cuerpos inorgánicos caminan en el tiempo según la segunda ley de la termodinámica, desorganizándose y degradándose hasta no distinguirse del medio; los seres vivos, orgánicos, se desarrollan incrementando su complejidad estructural, diferenciándose y modificando el medio ambiente.

La neguentropía o entropía negativa es la entropía que un sistema vivo exporta para mantener su entropía baja y de esta forma compensar el proceso de degradación a lo largo del tiempo. Podemos hablar de otra flecha del tiempo, la flecha neguentrópica, que apunta a un aumento de la complejidad, de la diferenciación y de la información.

Los análisis sobre la herencia genética que Shrödinger elaboró en “¿Qué es la vida?” influyeron más adelante a la hora de descifrar el código genético. Y su teoría de la entropía negativa o neguentropía ha servido de base al desarrollo de la teoría de sistemas, así como de la teoría del caos y la teoría de las estructuras disipativas.

La teoría de sistemas:

“Observa la realidad más allá de los patrones de la ciencia lineal y cartesiana y estudia los sistemas complejos y únicos que resultan de su propia historia, dotados de memoria.” Ludwig von Bertalanffy.

Un sistema se considera abierto cuando se relaciona permanentemente con su medio ambiente e intercambia energía, materia e información.

Un sistema cerrado interacciona lo mínimo y se mantiene rígido y sin casi modificaciones.

Todos los sistemas vivos, las células, las plantas, los insectos, los animales y humanos, son sistemas abiertos.

La neguentropía y la teoría de sistemas han generado nuevos enfoques en la ciencia, la psicología, la pedagogía, la filosofía, la ecología, la teoría de la información, de la organización, la informática, la programación y la creatividad.

El enfoque considera todos los elementos del sistema que queramos investigar o mejorar sin descartan a ninguno. Lo encontramos en la psicología y la terapia sistémica, que estudia el sistema familiar y sus dinámicas. En la biología, la ecología y el estudio de los ecosistemas. En todas las ramas de la ciencia, en el estudio de los organismos, de las sociedades y todo tipo de sistemas complejos. En el desarrollo de proyectos, en la organización de empresas. En la cibernética, que compara el funcionamiento de una máquina y el de un ser vivo; asociada a la realidad virtual, la inteligencia artificial y la robótica.

La organización, como sistema abierto, está constituida por los elementos básicos de éste, entradas, medio, salidas y retroalimentación, y es en las entradas donde la información juega un papel clave como medio regulador, medio neguentrópico, ya que a través de ella se puede disminuir la cantidad de incertidumbre, de entropía. Desde este punto de vista, la información puede considerarse un elemento generador de orden y una herramienta fundamental para la toma de decisiones.

La teoría del caos:

Estudia los sistemas dinámicos no lineales que describen bifurcaciones, extrañas atracciones y movimientos caóticos.

La teoría del caos surge en la segunda mitad del siglo XX y su precursor fue el meteorólogo y matemático Edward Lorenz.

De las observaciones de Lorenz respecto a las predicciones atmosféricas, nació el llamado “efecto mariposa”.

  “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo” (Proverbio chino).

Nos recuerda que pequeñas variaciones iniciales pueden provocar resultados completamente inesperados. La gráfica que Lorenz obtuvo al representar sus ecuaciones, el atractor de Lorenz, tiene dimensión fractal.

La teoría de las estructuras disipativas:

Ilya Prigogine estableció una clasificación para los sistemas en tanto que éstos se encontraban en equilibrio, cerca del equilibrio o lejos del equilibrio.

Los sistemas disipativos son aquellos que, lejos del equilibrio, potencialmente pueden transformarse en estructuras de gran complejidad y evolucionar de forma autoorganizada.

“El futuro es incierto, más incierto aún de lo que hacía presagiar la mecánica cuántica tradicional con las relaciones de incertidumbre de Heisenberg.” Las leyes del caos – Ilya Prigogine – Booket.

Ilya Prigogine planteó la idea del tiempo real como una flecha evidente e irreversible para todo lo que existe, aunque determinada por bifurcaciones, sucesos y momentos aleatorios en los que la flecha puede tomar diferentes direcciones sin que podamos saber cuál va a tomar y cuáles van a ser las consecuencias, lo que supone un fuerte indeterminismo, y en todo caso, cálculo de posibilidades. En las épocas situadas entre bifurcaciones aumenta el determinismo.

El tiempo es una magnitud irreversible en todo el universo, pero no es lineal, está sometido a puntos de bifurcación e inestabilidad afectados por sucesos aleatorios que pueden cambiar la orientación de todo el sistema o transformarlo en otro, y en los que hay una serie de probabilidades de las que no se puede saber nada sobre elección y resultado.

En ningún caso la causalidad o la casualidad son totalmente dominantes.

«Vamos de un mundo de certidumbres a un mundo de probabilidades. Debemos encontrar la vía estrecha entre un determinismo alienante y un universo que estaría regido por el azar y por lo tanto sería inaccesible para nuestra razón.
En un mundo donde ya no impera la certidumbre, restablecemos también la noción de valor. Sin duda en el siglo XXI veremos el desarrollo de una nueva noción de racionalidad donde razón no estará asociada a certidumbre y probabilidad a ignorancia. En este marco, la creatividad de la naturaleza y, sobre todo, la humana (
dice: la del hombre, he traducido) encuentran el lugar que les corresponde» Ilya Prigogine.

Una de las aplicaciones prácticas de la teoría de sistemas son los árboles sistémicos, estructuras de datos e información que se ponen en movimiento desde lo general a lo particular para ver la evolución de un sistema. Para elaborar árboles sistémicos o diagramas de flujo o mapas mentales, partimos de una idea que queremos demostrar, definir o poner a prueba, o de un proyecto del que queramos observar sus posibilidades de evolución; o de un tema que queramos enfocar con más profundidad en sus diferentes niveles, por ejemplo ver sus orígenes en el pasado y sus posibles  proyecciones en el futuro.

Entropía, neguentropía y psique:

Carl G. Jung entendió el concepto de libido como energía psíquica. Libido = deseo, pulsión, del latín.

Esta energía, que no es ilimitada, se reparte en nuestra dinámica interior a través aquello que despierta fuertes anhelos, sentimientos, deseos, pasiones, obsesiones, frustraciones, rabia y fantasías, pero también puede ser absorbida por un complejo inconsciente o por arquetipos que pueden llegar a absorberla entera, haciendo desaparecer casi completamente lo personal.

Un problema o conflicto situado en el inconsciente tiende a agotar la energía en una dinámica entrópica, absorbiendo una gran cantidad de energía que ya no estará disponible para otras funciones, lo que significa una disminución de la libido y puede desembocar en apatía y depresiones.

Cuando hacemos conscientes contenidos psíquicos inconscientes, se libera energía y la consciencia puede hacer uso de ella. Se activa entonces la flecha neguentrópica en la psique, ya que la información de los contenidos puede utilizarse y también el excedente de energía que liberan.

La flecha neguentrópica tenderá a buscar energía/información, que puede aflorar del inconsciente (función trascendente), pero que también puede encontrarse en el medio ambiente. La información que llega del exterior puede ayudarnos a comprender, aclarar ideas e iluminar el sistema psíquico y así recuperar energía; lo que nos permite también aportar nuestra energía/información al medio ambiente.

La flecha neguentrópica o de la información nueva nos coloca frente a bifurcaciones que nos abren nuevas posibilidades para recuperar energía, nos permite incorporar información y alimentar el campo de la consciencia. Al identificar las bifurcaciones (crisis) y sus posibilidades, y gracias a la energía recuperada, podemos activar la elección consciente y creativa, lo que a su vez nos coloca frente a nuevas bifurcaciones y posibilidades. El campo de la consciencia se activa y entramos así en la dinámica de la creatividad, que trata de percepción, experimentación, intuición, innovación, consciencia y elección.

Desde esta nueva perspectiva podemos saltar de la dualidad: placer/dolor, bien/mal, a una nueva experiencia creadora y práctica, mágica y lógica, integrada gracias a las funciones de un sistema abierto basado en el diálogo, el intercambio, la apertura, la flexibilidad y la empatía, en el que se fusionan los dos estados de la inteligencia:

Lógica, basada en la organización, la búsqueda de información y de comprensión. La practicidad, la aceptación de los límites, la consciencia de las necesidades, la capacidad de decisión y resolución, la consciencia del presente, la previsión y el pacto con la realidad elaborado con el pensar, el razonar y el aprender.

Mágica, basada en metáforas, que investiga en la sincronicidad, que no teme el misterio, que desarrolla la intuición, la inspiración y el juego creativo. Que valora el sentimiento, la empatía y la emoción, que reconoce el estímulo, que activa la imaginación y los sueños, y que disfruta de la belleza y el arte.

1 Comment

  1. Muy interesante!!! Gracias. Lo volveré a leer despacio!!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.