Navigation Menu+

Peregrino Sol

Posted on 04/04/2016 by

Los portales fundamentales del viaje del Sol durante el año son los Solsticios y Equinoccios asociados a las cuatro direcciones geográficas, Norte, Sur, Este y Oeste, que marcan la entrada en cada una de las cuatro estaciones.

Desde los tiempos en que las comunidades agrícolas descubrieron su influencia en el ciclo vegetal, todas las fiestas que celebramos a lo largo del año son un reflejo del peregrinar de la luz del Sol y sus efectos en la vida del planeta.

En el Solsticio de Invierno, el tiempo de máxima oscuridad, celebramos el nacimiento solar; después los días serán cada vez más largos hasta llegar al Equinoccio de Primavera, cuando el día y la noche sean iguales, para seguir creciendo hasta llegar al Solsticio de Verano, cuando la luz del día irá poco a poco menguando hasta llegar al Equinoccio de Otoño, en que después de igualarse otra vez el día y la noche, volvamos a ver menguar la luz y crecer la oscuridad hasta el siguiente solsticio.

Los signos asociados a estos cruces anuales, Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, son los llamados signos Cardinales, con una energía de iniciativa y liderazgo, diferente en función de la intensidad de luz y energía que recibe el planeta.

Los antiguos observadores percibieron otros puntos importantes dentro del ciclo anual, situados en el centro de cada estación y asociados a las subdirecciones geográficas, Noreste, Sureste, Suroeste y Noroeste. Estos puntos del año eran señalados por importantes rituales que recordaban una trama energética mucho más sutil. Son los puntos de inflexión que contienen el potencial del siguiente ciclo. Celebrarlos significaba prepararse para la nueva energía, adecuarse y fluir con la luz y la oscuridad, sincronizando nuestros metabolismos y actividades al calendario real.

Su celebración era a veces más importante que la de los puntos cardinales, aunque más misteriosa y esotérica, era utilizada para desvelar cualidades de las épocas, como es el caso de los primeros días de Agosto, en que los chamanes observaban señales que les permitían predecir de una forma bastante aproximada los climas del siguiente año (Calendas de Agosto).

La creación es primero un influjo energético que más adelante se materializa en el plano físico.

En nuestra cultura las celebraciones de estas fechas nos llegan sobre todo de la cultura celta (los pueblos originaros de Europa Occidental).

Primero de Febrero era Imbolc, hoy Santa Brígida y la Candelaria. Alrededor de esa fecha aparecen los primeros rayos cálidos en el hemisferio norte y los días empiezan a ser más largos. Se realizaban rituales con antorchas para saludar el Sol de la próxima primavera, que todavía se siguen celebrando en muchos lugares.

La iglesia asoció esa festividad a la presentación del niño en el templo por su madre la Virgen, Jesús como el niño Sol, luz del mundo.

Primero de Mayo era Beltaine, Fuego Brillante. Se celebraba la entrada en la época luminosa del año, el florecimiento y la fertilidad. La unión del dios y la diosa que estimula la fecundidad de la naturaleza.

La iglesia celebra el 1 de Mayo la fiesta de San José Obrero y es también la fiesta de los trabajadores. Desde antiguo es una celebración que exalta la fuerza de la luz en su aspecto masculino, es el Sol como hombre joven.

Primero de Agosto era Lughnassadh. Lugh era el dios Sol de los celtas. Se celebraba el triunfo de la luz y los frutos de la primera cosecha. El 10 de Agosto es la festividad cristiana de San Lorenzo.

Primero de Noviembre era Samhain. Se anunciaba la muerte de la luz, la muerte del dios Sol. La semilla se recoge y guarda su potencial para la siguiente siembra. La energía se repliega y la naturaleza descansa hasta el nuevo nacimiento. Los celtas pensaban que en esa época se acercaban los dos mundos, el de los espíritus y el de los vivos, y que los muertos salían por las calles. En esa fecha se recuerda y honra a los antepasados y se hacen rituales para protegerse y ahuyentar los miedos en el comienzo de la época oscura y fría del año.

El día 1 de Noviembre es Todos los Santos y el día 2 es el Día de Difuntos en la tradición católica. La noche del 31 de Octubre, víspera de Todos los Santos, es el famoso Halloween celta muy extendido en el mundo anglosajón.

Los signos del zodíaco asociados a estos puntos centrales de las estaciones son Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, llamados Fijos porque sostienen y mantienen la estructura estable del ciclo, cada uno en su secreto mensaje energético de aumento o disminución de la luz.

Los signos mutables son los inician el giro climático, en ellos se anuncian los solsticios y equinoccios y se presentan con una energía cambiante y a veces inesperada. Estos son Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis, afines en su simbolismo a la dinámica energética del cambio.

Estas  ocho  direcciones y estaciones forman la Rosa de los Vientos en la que encontramos dos figuras, una cruz, que forma un cuadrado estable y bien asentado, y un aspa que indica giro, cambio y movimiento de la energía.

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: