Navigation Menu+

FASES DE LA LUNA

Posted on 05/04/2016 by

La fase lunar de nuestro nacimiento dice algo sobre el tono del impulso vital, el matiz de lo que nos apasiona y nos implica en los proyectos de la vida.

Luna Nueva:

Si naciste el día de Luna Nueva o en los tres y medio siguientes, de la conjunción a la semicuadratura, aspecto creciente con el Sol hasta los 45º. Tu caracter emocional tiende a ser más subjetivo, impulsivo y emotivo. Te conoces mejor si observas tus proyecciones fuera, aunque ten cuidado al identificarte demasiado con lo que te rodea y perder la perspectiva sobre tí mismo.

Luna Creciente:

Si naciste entre los tres días y medio y los siete días después de la Luna Nueva, aspecto creciente con el Sol entre los 45º y los 90º. Quieres desarrollar tu propia forma de ser y hacer. Investigar y experimentar. Cuidado con bloquearte al no conseguir los resultados que esperas. Será importante evaluar y reencauzar tus proyectos para encontrar alternativas.

Gibosa Creciente:

Si naciste entre los siete y los diez días después de la Luna Nueva, entre los 90º y los 135º por delante del Sol. Quieres crear nuevas estructuras personales y sociales. Tienes fueza de voluntad y quieres avanzar hacia un futuro mejor. Te alegras y celebras los buenos resultados en ese sentido. Puede que tengas que superar algunos conflictos entre lo nuevo y lo antiguo. Es muy importante para ti desarrollar tu propia individualidad original.

Gibosa:

Si naciste en los tres días y medio antes de la Luna Llena, entre los 135º y los 180º por delante del Sol. Para ti es muy importante descubrir y desarrollar tus capacidades. Sobre todo te mueve el deseo de crecer y comunicar. Tener proyectos es esencial en tu vida. Buscas respuestas y soluciones nuevas y las encuentras gracias a tu mente intuitiva y creativa capaz de hacer reveladoras asociaciones de ideas.

Luna Llena:

Si naciste durante la Luna Llena o los tres días y medio siguientes, entre 180º y 135º delante del Sol. Tu mente es intuitiva y te ofrece visiones y revelaciones súbitas que aportan creatividad a tu vida. Sueles ser popular y puede que alcances algún tipo de reconocimiento social. Tu conflicto interno nace de la dualidad entre tu aspecto lunar emocional y tu aspecto solar racional, lo que puede afectar a tus relaciones, que serán muy importantes. Necesitas aterrizar y aceptar la realidad cotidiana, por gris que pueda parecerte a veces, así evitarás caer en la depresión o el victimismo.

Menguante:

Si naciste entre los tres días y medio y los siete días después de la Luna Llena, entre los 135º y los 90º por detrás del Sol. Es importante para ti comunicar lo que has aprendido en tus experiencias vitales. Sientes la necesidad de trabajar por un ideal o una causa, pero cuidado con caer en posiciones extremistas o fanáticas que no te permitan ver otros aspectos de la realidad. Eres permeable y vulnerable a las emociones colectivas.

Último Cuarto:

Si naciste entre los siete días y los diez días y medio después de la Luna Llena, entre los 90º y los 45º por detrás del Sol. Tienes un fuerte impulso lanzado hacia un futuro mejor, hacia posiblidades todavía inexploradas, aunque a la vez puedes sentirte incomprendido e incomunicado al sentir que otros no perciben esas posibilidades. Te sientes a veces como en una encrucijada vital y tiendes a enfrascarte en reflexiones y evaluaciones sobre lo ocurrido, y a la búsqueda de respuestas que te permitan mejorar en el futuro. Cuidado con engancharte a emociones de crisis y volverte rígido e inflexible respecto a otras formas de pensar.

Luna Balsámica:

Si naciste durante los tres últimos días antes de la Luna Nueva, entre los 45º y los 0º por detrás del Sol. Tienes la sensacion de ser un pionero, de llegar en una epoca de transición en la que te sientes semilla del futuro, por eso puedes sentir a veces que tu destino esta marcado por esa necesidad colectiva. Puedes pensar que tienes una misión que cumplir, por eso tienes una gran capacidad de entrega, incluso de sacrificio. Cuidado con perder de vista tus propias necesidades y desarollo individual, lo que puede generarte resentimiento y aislamiento emocional.

Las fases de la luna en nuestro biorritmo mensual:

La Luna Nueva es la luna oscura, por lo que nos trae días de descanso, meditación y calma. Conforme crece la Luna, podremos ver más claras las imágenes que reflejan nuestro presente, los proyectos inmediatos, las actividades cotidianas, las necesidades, y tendremos más energía para hacer las cosas en general. En la Luna Llena sentimos más energía que a veces se manifiesta como deseos de salir y relacionarse o moverse, como intensidad creativa e inspiración o como inquietud, por lo que en personas con situaciones de crisis puede aumentar la ansiedad, o en personas con estados emocionales confusos, aumentar las obsesiones y el estrés. La Luna Menguante es la luna de recoger frutos, de comprobar y evaluar, de reflexionar sobre lo que está pasando. En ella nuestra energía se hace menos activa y más reflexiva. Y en la Luna Balsámica sentimos mas necesidad de sueño y descanso, algunas tareas se nos hacen más pesadas que en otros momentos y nuestro sistema psico/físico nos pide parar un poco o ir más despacio.

Conectar con este calendario biológico y lunar nos ayuda a centrarnos y equilibrarnos, a evitar las confusiones y el estrés que nacen de la desconexión con el cuerpo y sus ritmos. Nos ayuda a escuchar el latido interno sincronizado con el latido de la vida, a recordar que cada cosa tiene su tiempo y hay un tiempo para cada cosa, a olvidar las prisas, a recuperar el sentido de la vida al respirar hondo y mirar el cielo, y los días con sus diferentes luces y sensaciones para aprender a fluir con una realidad energética que es la madre real de todos nuestros sueños.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *